Anticoncepción Masculina: Vasectomía

Anticoncepción Masculina: Vasectomía


Esterilización Masculina


La vasectomía sigue siendo en la actualidad el mejor sistema anticonceptivo masculino cuando se tiene el convencimiento de no desear mas hijos. Consiste en seccionar los conductos deferentes que constituyen parte de la vía por la que pasan los espermatozoides en su camino desde el testículo hasta la uretra.

Esta cirugía se hace de forma ambulatoria, bajo anestesia local y a través de una única incisión o apertura en la piel de los testículos (escroto) de menos de 1cm. Una vez realizada la vasectomía, los testículos siguen produciendo espermatozoides, por lo que es posible recuperar la fertilidad en caso de desearlo, mediante una cirugía denominada vasovasostomía y que consiste en volver a unir los conductos deferentes.

Lo único que se percibe después de la vasectomía es que el líquido seminal no es tan espeso, dado que ello depende de la presencia de espermatozoides.


Cuidados posteriores a la vasectomía


La vasectomía generalmente no presenta problemas, permitiendo la actividad normal a las pocas horas de la cirugía. La complicación más frecuente es, como toda cirugía del escroto, el hematoma (morado).

Es recomendable llevar unos suspensorios y mantener abstinencia sexual durante una semana.

Es imprescindible realizar un análisis de semen a las 20 eyaculaciones o a los 2 meses de la cirugía con el fin de comprobar la ausencia de espermatozoides. Hasta este momento deben seguirse medidas de contracepción.

Después de la vasectomía todo sigue siendo normal, incluso la cantidad de semen, aunque este tiene menor espesor (lo dan los espermatozoides).

A pesar de que es muy difícil, en menos del 1% de los casos se puede repermeabilizar el conducto deferente.



Reversión de la Vasectomía


Cuando un hombre desea recuperar la fertilidad después de haberse realizado una vasectomía tiene la opción de practicarse una cirugía denominada vasovasostomía que consiste en volver a unir los conductos deferentes seccionados o proceder a técnicas de fertilización in vitro con los espermatozoides obtenidos directamente del testículo. La vasovasostomía debe ser practicada por expertos en microcirugía.

Se realiza bajo anestesia local y tiene una duración aproximada de 1.5 horas. En aproximadamente el 90% de las ocasiones se consigue que aparezcan espermatozoides en el semen, lo que permite poder obtener un embarazo por vía natural sin que la mujer deba someterse a todo lo que comporta el procedimiento de la fertilización in vitro (FIV). Además, hay que tener en cuenta que las parejas que optan por esta última técnica solo tienen posibilidad de conseguir el embarazo cuando se aplica esta metodología.

Cuando se consigue restablecer la permeabilidad de la vía seminal existe la posibilidad de obtener el embarazo en cada ciclo natural de ovulación, lo que sucede en más del 50% de los casos. Si después de practicar la cirugía reconstructiva hay espermatozoides en el semen, pero son de mala calidad, siempre es posible utilizar los espermatozoides eyaculados para aplicar en técnicas de fertilización in vitro, sin tener que reintervenir al varón.



Solicite una hora con nuestros especialistas




Estamos ubicados en La concepción 56, Of. 307, Providencia, Santiago de Chile.
Logo admsys